Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™

Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™

21 noviembre - 18 diciembre

#WorldCupAtHome

#WorldCupAtHome: Argentina se venga de Brasil

1990 World Cup Finals, Diego Maradona is challenged for the ball by Brazil's Valdo Filho
© Getty Images

Los octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA Italia 1990™ depararon varios duelos muy reñidos, pero hubo uno que destacó especialmente: el superclásico que enfrentó a Brasil y Argentina, dos acérrimos rivales. Argentina acudía a Italia en calidad de campeona de México 1986 y estaba a un título de igualar el récord de tres que entonces poseía Brasil.

El encuentro hizo honor a las expectativas de un choque de rivalidad semejante. El cuadro brasileño dominó desde el principio, pero los argentinos supieron capear el temporal y transformar la presión en ventaja gracias a un genial pase de Maradona para Caniggia, que marcaría el solitario gol que decidió el partido y situó a la Albiceleste en cuartos.

📝 El Resumen

Brasil 0-1 Argentina

24 de junio de 1990 | Stadio delle Alpi, Turin (61.381 espectadores)

Goleadores

Claudio Caniggia (81’)

Alineaciones:

  • Brasil: Cláudio Taffarel, Ricardo Gomes (c), Ricardo Rocha, Jorginho, Branco, Dunga, Mauro Galvão (Renato Gaúcho 85’), Alemão (Silas 83’), Valdo, Müller, Careca
  • Argentina: Sergio Goycochea, Óscar Ruggeri, Juan Simón, Julio Olarticoechea, Pedro Monzón, José Basualdo, Ricardo Giusti, Pedro Troglio (Gabriel Calderón 61’), Jorge Burruchaga, Claudio Caniggia, Diego Maradona (c)
Diego Maradona watches as Claudio Caniggia scores against Brazil
© imago images

🤓 El Contexto

Argentina y su gran figura, Diego Armando Maradona, llevaban ocho años esperando esta contienda. Tras la de 1982, en la que Maradona fue expulsado y Argentina perdió su segundo partido de tres ante Brasil, había llegado el momento de que la Albiceleste obtuviese una victoria histórica que algunos consideraron equivalente a sus dos títulos de la Copa Mundial de la FIFA.

Tan solo quedaban dos jugadores de los planteles que habían actuado en el partido de 1982: Maradona y el “reserva” Calderón. Por lo tanto, se trataba de una oportunidad perfecta para que el legendario argentino se desquitase como es debido. Y por qué no iba a hacerlo, cuando cuatro años antes, en México, había conducido a su país a la conquista del título mundial con un desempeño milagroso, que tanto había dado que hablar.

Brasil, por su parte, afrontaba el torneo de 1990 como favorito, al tener un equipo repleto de estrellas. Ganó todos sus compromisos de la fase de grupos, a diferencia de Argentina, que pasó apuros y únicamente logró la clasificación al acabar entre los mejores terceros, después de perder en su estreno ante Camerún, vencer a la Unión Soviética y empatar ante Rumania.

1990 World Cup Finals, Valdo races for the ball with Argentina's Claudio Caniggia
© Getty Images

El partido

Las 4 fases que definieron el duelo:

  1. Dominio brasileño: Tal y como se esperaba, Brasil tomó la iniciativa, y un disparo de Careca en los primeros compases se topó con Goycochea. Los brasileños siguieron acosando la meta argentina, encadenando una oportunidad tras otra. Rocha falló una gran ocasión en boca de gol y Dunga estuvo a punto de marcar cuando saltó para cabecear un centro de Branco, pero la pelota se estrelló contra el poste. El ataque argentino no llegaba a carburar y perdía la mayor parte de los balones. Se oían abucheos siempre que Maradona tocaba el esférico, algo con lo que el ídolo del Nápoles seguramente ya contase, al disputarse el encuentro en la cancha del Juventus. Los brasileños también lo sometieron a un estricto marcaje. Argentina apenas fue capaz de llevar peligro.
  2. El silencio de Bilardo: Así terminó el primer periodo, y los argentinos se dirigieron al vestuario. Los jugadores se sentaron para oír las instrucciones de Bilardo, un técnico que siempre aleccionaba a sus hombres para sacar lo mejor de ellos y que ganasen. Para sorpresa de los futbolistas, los quince minutos iban a pasar sin que su seleccionador hablase en absoluto, aunque justo al final dijo una sola frase: “Si se la seguimos dando a los de amarillo, vamos a perder”.
  3. Mejoría argentina: El mensaje de Bilardo caló, y los jugadores reaccionaron tras la reanudación. Si bien Brasil siguió dominando, no llegaba a amenazar el arco de Goycochea. Por otra parte, Maradona [lastrado por una lesión de talón] y sus compañeros empezaron a acercarse al de Taffarel. Burruchaga encontró espacio y lanzó un disparo que el guardameta despejó a saque de esquina. Calderón estuvo cerca de marcar, pero Gomes impidió que se hiciese con el balón.
  4. El gol postrero: En los minutos finales, Maradona se sobrepuso a todo: a la lesión y, lo que es más importante, a la defensa brasileña. Con un toque creativo, el astro zurdo recibió el balón, se deshizo de Alemão y del intento de Dunga de derribarlo y corrió a toda velocidad perseguido por tres rivales que pensaban que encararía la meta contraria. Sin embargo, en una genialidad, le pasó el balón con la derecha a Caniggia, quien sorteó la salida del portero y anotó el gol de la victoria. Argentina pudo hacer el segundo cuando Basualdo inició una internada fulgurante, pero fue derribado por Gomes, acción que costó la expulsión al zaguero brasileño. Más tarde Taffarel detuvo un lanzamiento directo de Diego, pero no bastaría para evitar las celebraciones de Argentina cuando sonó el pitido final.

🌟 La estrella

Claudio Caniggia se incorporó a la selección argentina un año después de que el país ganase el título de México 1986, pero no llegó a responder a las expectativas en las ediciones de 1987 y 1989 de la Copa América. Aunque fue suplente contra Camerún, figuraría en el once titular en todos los demás partidos.

Frente a Brasil, demostró su gran categoría al anticiparse al movimiento de Maradona, situándose en el espacio libre para recibir el balón y confrontar a Taffarel. Hizo alarde de una gran sangre fría a pesar de la presión existente, ya que esperó un segundo y esquivó la salida del arquero para marcar a puerta vacía. En ese momento, los argentinos se rindieron ante él.

🎙Lo que se dijo

“Brasil tenía un equipazo, nos cascoteó el rancho todo el partido. Metí un pase de derecha para un rayo que me pasó por adelante, que se llamaba Caniggia. Se la tiré de derecha y pasó entre las piernas de Ricardo Rocha, que me alcanzó a bajar. Yo quedé tirado en el piso, y pensaba ‘pegale, pegale’, pero él solo amagaba. Hasta que enganchó para afuera y pateó. Fue una de las alegrías más grandes de mi vida”. Diego Maradona.

🔜 Qué pasó después

Después de las dificultades que había tenido en la fase de grupos, pocos analistas esperaban que Argentina venciese a Brasil, pero su triunfo sobre la Seleção lo cambió todo. Inspirada por esa histórica hazaña, la Albiceleste se impondría a continuación a Yugoslavia e Italia en sendas tandas de penales para llegar así a la final, donde le aguardaba Alemania. No obstante, un penal transformado por Andreas Brehme en los últimos minutos acabaría haciendo añicos los sueños de Argentina de alzar un tercer título mundial.

Notas recomendadas