En un partido emocionante y de múltiples ocasiones, un gran remate de cabeza de Silvestre Varela en el 95' evitó la eliminación de Portugal y dejó abierta la definición del Grupo G.