DETRÁS

DE LOS

FESTEJOS

Gestos e historias detrás

de cada grito de gol...

70 MINUTOS

corrían en el partido inaugural cuando Artem Dzyuba entró al campo. 60 segundos más tarde, marcó el tercer gol de Rusia, lo que generó el particular saludo de Stanislav Cherchesov. Dzyuba le devolvió el gesto en sus siguientes goles a Egipto y España.

Griezmann y su L

Al parecer, el atacante francés es un admirador absoluto del vídeojuego Fortnite. Tanto que, tras marcar su penal ante Argentina, imitó el baile de "Toma la L" ("Take the loss, savour the win" en inglés), un festejo copiado del juego.

“Fue una broma que hice con Quaresma. Me estaba afeitando y me dejé un poco de barba. Allí dije que, si marcaba contra España, me la dejaría el resto del torneo. Como me dio suerte y marqué en ese partido, decidí dejármela”.

Cristiano Ronaldo

Los Mbappe

Cuando Ethan Mbappé (12 años) le marca a su hermano en el FIFA, tira el mando, pone cara seria y se cruza de brazos. Kylian, lejos de enfadarse, decidió llevar el festejo del sofá a la Copa Mundial de la FIFA.

"Dedico mis goles a mi abuela Celia. Ella me llevaba a jugar al fútbol, pero ahora no puede ver qué tan lejos he llegado. Sin embargo, continúa ayudándonos a mí y a mi familia"

Lionel Messi y la razón de su festejo

Goles y besos

El aspirante a la Bota de Oro de adidas tiene una celebración simple pero sentida, como demostró ante Panamá. Tras su segundo gol esbozó la palabra "mamá", antes de besarse la palma de la mano dos veces ante la cámara.

El baile de Senegal

El gol de la victoria de Mbaye Niang ante Polonia fue el primero con la camiseta nacional, suficiente para poner a bailar a todo el equipo.


Coreografía colombiana

Yerry Mina marcó tres tantos, todos de cabeza. Su festejo incluyó una coreografía bien eléctrica con sus compañeros que contagió a los animados hinchas cafeteros en las gradas.